Reflexión: Lunes Octava de Pascua – Tingo María

by sanfranciscosolano, 5 abril, 2021

Desde nuestra Fraternidad en Tingo María:
EVANGELIO DE HOY LUNES OCTAVA DE PASCUA (05/04/21)

SAN MATEO 28, 8–15
En aquel tiempo, las mujeres se marcharon a toda prisa del sepulcro; llenas de miedo y de alegría corrieron a anunciarlo a los discípulos.
De pronto, Jesús salió al encuentro y les dijo: «Alégrense».
Ellas se acercaron, le abrazaron los pies y se postraron ante él.
Jesús les dijo: «No teman: vayan a comunicar a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán».
Mientras las mujeres iban de camino, algunos de la guardia fueron a la ciudad y comunicaron a los sumos sacerdotes todo lo ocurrido. Ellos, reunidos con los ancianos, llegaron a un acuerdo y dieron a los soldados una fuerte suma, encargándoles: «Digan que sus discípulos fueron de noche y robaron el cuerpo mientras ustedes dormían. Y si esto llega a oídos del gobernador, nosotros nos lo ganaremos y los sacaremos de apuros».
Ellos tomaron el dinero y obraron conforme a las instrucciones. Y esta historia se ha ido difundiendo entre los judíos hasta hoy.
PALABRA DEL SEÑOR.

REFLEXIÓN:

  1. Estamos alegres, estamos celebrando la Pascua, celebramos el poder de la vida sobre la muerte.
    Y el evangelio de hoy de eso nos habla de la “Alegría”, una alegría inmensa que desborda el corazón, una alegría que permite que ya no haya desesperanza, sino al contrario que nos llena de esperanza y ese es el sentido de la Pascua: “Llenarnos de alegría, de esperanza y no de miedo”.
    Las mujeres van contentas llenas de miedo (la noticia del Ángel les ha impactado) y a la vez con alegría, su pena, su dolor, su llanto se ha convertido en alegría, en esperanza.
    Hoy también lloramos, sufrimos, padecemos, sentimos temor, estamos preocupados ya sea por un familiar que está delicado de salud, o por un familiar que ha fallecido.
    Todo lo que nos pasa hoy es pasajero, así como le pasó a Jesús, porque después de en medio de tanta mala noticia, siempre vendrá algo bueno que nos motivará a seguir adelante, que nos llenará de esperanza y que convertirá nuestras lágrimas en alegría.
  2. Jesús resucitado sale al encuentro de las mujeres, y les dice: “Alégrense”, es decir: “No estén tristes”, no hay motivos para estarlo y lo mismo nos pide a nosotros: Estar siempre alegres, hoy también Jesús sale a nuestro encuentro y nos hace la misma invitación. Nosotros tampoco tenemos motivos para estar tristes ¡JESÚS ESTÁ VIVO!
  3. “Comunicar a mis hermanos que vayan a Galilea”, en Galilea comenzó todo el recorrido que los Apóstoles hicieron con Jesús, allí se dio inicio al seguimiento y al llamamiento a seguirle, ahora se dará a un nuevo inicio a la misión, esta vez ya no será Jesús, serán ellos los que se quedan que comenzarán de nuevo.
    Esta invitación también está hecha para nosotros, volver a comenzar y a anunciar la alegría de la resurrección de Jesús en nuestra vida diaria, llevando siempre buen ánimo, una palabra de esperanza.
  4. Por otra parte los sumos sacerdotes, hacen uso de la mentira y el soborno para apagar la alegría de la resurrección, pero a pesar de lo que digan ellos la noticia de la resurrección se abre paso por más intrigas que haya, si cuando Jesús estaba vivo nadie lo podía callar, menos ahora que está vivo, porque tiene testigos que divulgarán esa Buena Noticia y nosotros también somos testigos de su resurrección.

Que tengan un bendecido día.
(Parroquia Santa Teresita del Niño Jesús – Tingo María – Hermanos Franciscanos)
PAZ Y BIEN.

Síguenos en Facebook

TEMAS